¿Cómo debe ser un catequista?