¿Es valido seguir de rodillas en la plegaria eucarística?