La violación de la libertad religiosa