¿Lutero un testigo del Evangelio?