¿Por qué existe la ley?